Notas de Opinión ; 23 agosto, 2022 a 11:18 am

“Abuelo para que plantas tantos árboles, sos muy mayor, y no tendrás posibilidad de sentarte bajo la sombra de esos árboles -le dijo el nieto a su abuelo-. El abuelo -hizo un largo silencio- y le respondió: Quizás yo no, pero vos, tus hijos y tus nietos si, todos Ustedes, si tendrán la sombra y disfrutaran de todos estos árboles” (anónimo)
Vivimos tan rápido, que no detenemos muestra marcha, para proyectarnos en los temas importantes, sobre los temas urgentes.
Hoy Mendoza, necesita tener una mirada hacia los próximos 50, 60 y 100 años -solo así estaremos construyendo una sociedad con igualdad para todos y trabajando en los temas importantes.
Hay que dejar de observar -nuestro metro cuadrado- y permitirnos el “debate de ideas”.
Mendoza tiene todo para hacerlo. Su gente, sus universidades públicas y privadas, sus centros científicos, el centro que rige la política del agua con gente capacitada, como es el departamento General de Irrigación -entre otros – a todo esto, se debe sumar su enorme geografía. Tenemos todo.
Hay que debatir una Mendoza- sin prejuicios y aceptando todas las miradas, todas las opiniones- Pensar y aceptar en las diferencias, nos hace mejores personas y a los lideres, mejores lideres.
Mendoza, no debe “ensuciar el agua” en discusiones inconducentes y mezquinas. Tenemos la necesidad y la obligación de darle un vuelco a la historia.
Llevamos 14 años sumergidos en una crisis hídrica real -pocos registros hay en la historia de Mendoza- de semejante crisis-
El cambio climático nos avisa en cada nueva temporada, que algo está cambiando; ríos con importantes pérdidas de caudales, montañas con menos nieves y embalses que muestran lo preocupante que será esta nueva temporada 2022-2023. No debemos ensuciar el agua bajo ninguna circunstancia.
En todo el oeste argentino y de manera especial en Mendoza, estamos recibiendo señales de alarma; el planeta se está encargando de mostrarnos que nos estamos equivocando; estamos ante una emergencia global que nos obliga a replantearnos nuevos desafíos y nuevos proyectos.
El dinero de Portezuelo del Viento, nos debe brindar una enorme posibilidad de diálogo. Debemos confrontar ideas y escuchar a la ciencia, agotar la participación sin mezquindad alguna y debe ganar la razón por encima de cualquier especulación política.
Debemos proyectar, promover y trabajar con la vocacion de alcanzar concertaciones en los cuales el principal foco debe ser la sustentabilidad de la naturaleza y de las personas (personas y naturaleza) deben ser una misma fuente.
Todos los mendocinos necesitamos la recuperación económica; no será posible sin incluir las variables sociales y tener claro los temas ambientales que harán sustentable la vida de las próximas generaciones. Desarrollo económico y sustentabilidad ambiental deben ir de la mano, el mundo no admite que ambos ejes sean incompatibles o contradictorios.
¡El desafío es ya!
Portezuelo, debe ser el gran disparador, el gran motor social, para volver a “rediscutir” que proyecto de Provincia queremos y como la imaginamos.
Las universidades, la ciencia, el sector empresario y los líderes sociales, sentados en la misma mesa, escuchando y proyectando.
Estamos ante una posibilidad histórica; no repitamos viejos vicios políticos – donde los que ganaron fueron pocos y los heridos fueron muchos-
Mendoza tiene todo… No hay tiempo para mezquindades y peleas absurdas.
“bienvenidos a todos los que sueñan que el agua no se ensucia”
Sergio Bruni

COMPARTIR

Comentarios


Su Nombre: (Obligatorio)

Su Mail: (Obligatorio)

Su Web


Seguime
julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031